El Policarbonato (PC) frente al coronavirus

Photo by Ricardo Arce on Unsplash

El policarbonato (PC) es un termoplástico transparente y muy duro, con unas propiedades ópticas excepcionales, altamente flexible y resistente a los golpes, así como resistente a las altas temperaturas. Cuando hace falta sustituir el cristal por un material transparente con buenas propiedades ópticas y una alta resistencia a los golpes, el policarbonato es, sin duda, la mejor opción.

Entre sus varias aplicaciones encontramos los escudos de la policía, así como las ventanas de las naves espaciales de la NASA, los cascos de los astronautas, los cristales antibala o (menos glamouroso pero igualmente útil) algunas de las lentes que se emplean para las gafas.

Si lo comparamos con otro de los plásticos empleados para sustituir al cristal por excelencia, el metacrilato, éste último tiene mejores propiedades ópticas que el policarbonato. Sin embargo, debido a que el PC tiene mucha más resistencia a los golpes, es el plástico elegido cuando se requiere alta resistencia a los choques y similares (ambos tienen un coste similar).

Actualmente, debido a la pandemia por el coronavirus, muchos colectivos (médicos, vendedores, profesores, etc…) emplean pantallas protectoras en la cabeza además de mascarilla para evitar un posible contagio. Estas pantallas pueden estar construidas de diferentes materiales. Las pantallas más baratas pueden estar hechas de polietileno (PE) por ejemplo, lo cual las convierte en muy económicas y funcionales, pero debido a su mala óptica tienden a deformar las imágenes, provocando dolores de cabeza y mareos. Las pantallas de PC, por su parte, pueden adaptarse igualmente a la forma de la cabeza debido a su alta flexibilidad, además de proporcionar unas excepcionales propiedades ópticas que reducen muy considerablemente los dolores de cabeza y mareos derivados del uso de pantallas protectoras. Como contrapartida, su precio es considerablemente más elevado. Mientras que una pantalla de PE o similar puede tener un coste de en torno a los 3-5€, el coste de una pantalla de PC puede rondar los 30€. A partir de aquí, ya es cuestión de las posibilidades económicas de cada uno y del uso que vaya a hacer de la pantalla para decidirse por una u otra opción…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *